jueves, 1 de septiembre de 2016

Río a ninguna parte

Cerró los ojos. Con fuerza. Hasta que dolió.
Sólo así podía escuchar el agua resbalando por las suaves piedras, susurrándole palabras de consuelo en el idioma de los ríos. Todo era azul con los ojos cerrados; el cielo sin nubes y la brisa con olor a vida.
Los abrió y el pequeño cervatillo que pastaba en la orilla ya no estaba. A cambio un monstruo de ojos amarillos y dientes mortales lo miraba quedamente. Y las aguas, antes límpidas y cantarinas, eran de un líquido rojo y maloliente. —Exactamente como olería el infierno si existiese —pensó.
La noche alcanzó a la oscuridad y el pantano se llenó de ruidos extraños, lamentos, voces de seres inverosímiles. El monstruo seguía mirándolo, con ojos que se saben vencedores antes siquiera de comenzar la batalla.
A pesar de estar atrapado en el barro consiguió mirar un instante al cielo, con la esperanza de poder ver por última vez, entre las infinitas estrellas, aquella que llamaban Sol.
El demonio de ojos amarillos comenzó a avanzar hacia él. Despacio. No tenía prisa, lo sabía.
Cerró los ojos nuevamente. Tan fuerte que unas lágrimas de su río azul escaparon, contaminándose con la atmósfera emponzoñada.
Apretó con rabia los párpados y vió a su cervatillo; y el fresco aire le acarició la cara.

domingo, 22 de mayo de 2016

Podría ser yo. Podrías ser tú.

No tengo nada.
Ni voz.
Ni sonido.
Y todo lo que veo
está oscuro, sucio
y empañado por las lágrimas.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

El llanto de un árbol

Pequeñas gotas amarillas
caen de las hojas marchitas.
Despacio.
Con tic-tac de fuentes dormidas,
con llantos de sombrío invierno.

El árbol llora lágrimas de seda
porque sabe que su muerte se acerca.
Despacio.
Con tic-tac de primavera perdida
y de madera vieja y olvidada.

jueves, 7 de mayo de 2015

Dragons in the night

Then, when my eyes swims in the warmly night and I walk tiptoe around the sweet unconsciousness, the darkness begins to light and the dragons comes to fly.

jueves, 26 de marzo de 2015

Mi camino

El camino es escarpado y siniestro, como un corazón sin risas.
Cada paso lacera mi alma.
Pero a pesar de que conozco el final, y sé que es sombrío, sigo hacia delante porque es mi camino.
Lleva mi nombre grabado en sus piedras.

domingo, 15 de marzo de 2015

Historia del gusano que creía ser importante

¿que pasa cuando todos los seres del universo tienen exoesqueleto menos tu?
Pues muy sencillo. Que les das asco.

Esta circunstancia no parecía un problema, es más, al principio era desconocida, ya que todavía no era posible viajar a tan grandes distancias y la comunicación era sólamente a través de mensajes codificados. Hasta que se llegó al acuerdo de formar parte del Congreso Intergaláctico. Uno de los requisitos era transmitir imágenes. Por lo visto en el resto del Universo el lenguaje corporal era tan importante como en la Tierra.
Hubo propuestas para transmitir nuestras sesiones con cámaras traductoras de imagen, que harían mucho más agradable nuestra visión al resto de seres.
Pero no.
Con nuestro gran sentido común, y la humildad que nos caracteriza como raza, esta fue la decisión que se tomo por mayoría: "Si no les gusta que no miren".
Y así, poco a poco, o rápidamente, depende del punto de vista de la longevidad de cada raza, nos fuimos convirtiendo en aquellos seres que hay que tener ahí por aquello de la representación de las minorías étnicas.
Nos pusieron un apodo. Se podría traducir algo así como "gusanos".

Nadie nos tenía en cuenta, pero, ¿qué más daba? Total, para lo que se solucionaba en aquellos interminables congresos. Nada de nada. Una pérdida de tiempo.

Pero, ay, pobres gusanitos repugnantes.

¿qué sistema solar creéis que elegiría el Congreso Intergaláctico para ser destruido si por ejemplo hubiese que construir una "presa galáctica" para proveer de energía barata a los mundos conocidos?

Si. Habéis acertado. 47 votos contra 1.

Además, como dijo el presidente de la Cámara, tarde o temprano ibais a destruirlo igualmente.


martes, 10 de marzo de 2015

In the forest

The full moon was hight in the sky this night, facing the forest.
And it is in those days, when the sparkling spirit of the moon travels to the earth, the only moment you can see the colours in the night.
And the poor nude man try to scape from the phantoms of his soul.
The nightmares come true and so the dreams and the old tales.